El Ayuntamiento de Ondara celebró ayer el pleno ordinario correspondiente al mes de abril, y entre otros puntos del orden del día, se aprobó de forma provisional la aplicación del superávit de 399.094 euros para la amortización parcial del préstamo del plan de pago a proveedores, suscrito por el Ayuntamiento de Ondara en 2012, según informó la Concejala de Hacienda, Raquel López. Se trata de la primera ocasión, desde que el consistorio se acogió a dicho plan, en que el Ayuntamiento de Ondara puede utilizar el remanente positivo de tesorería del ejercicio anterior (2016), a reducir el préstamo del Plan de Pago a Proveedores.

Según la Ley Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, Ondara cumple el requisito de estabilidad presupuestaria para destinar el superávit del ejercicio 2016 a la amortización de préstamos con entidades financieras. El año pasado ha sido el primer ejercicio económico del Ayuntamiento de Ondara cuyo cierre ha dado como resultado un remanente de tesorería positivo a los efectos del plan de proveedores de 399.094 euros; y será ésta cantidad la que se amortice del préstamo del Plan de Pago a Proveedores. Así fue aprobado ayer en el pleno, por unanimidad de todos los grupos políticos (Equipo de Gobierno Compromís-PSPV y Partido Popular).

Además, el pleno aprobó también por unanimidad la reclamación al Gobierno Central para que autorice la reinversión del superávit de las Entidades Locales en inversiones para los municipios, dado que durante los últimos ejercicios, la obligación de circunscribir la reinversión del superávit al concepto de “inversión financieramente sostenible” y de generar nuevos ingresos por la misma cuantía de la reinversión, ha impedido realizar infraestructuras y prestar servicios demandados por los ciudadanos, según explicó el Alcalde, Zeus Serrano. El pleno aprobó por unanimidad la resolución de la Federación Española de Municipios y Provincias, para que los recursos que son de los Ayuntamiento puedan ser utilizados en beneficios de sus vecinos. En la resolución se insta al Gobierno de España y a los Grupos Parlamentarios a que, por la vía de urgencia, adopten las medidas legislativas que permitan a las Entidades Locales reinvertir su superávit sin tener que generar nuevos ingresos por su misma cuantía en cualquier iniciativa que consideren oportuna para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, con el único límite de no poner en riesgo su estabilidad presupuestaria.

También en el apartado económico se dio cuenta del informe de morosidad y de ejecución del presupuesto del primer trimestre, y se aprobó la concesión de un suplemento de crédito por transferencias, que servirá para el arrendamiento de una cabina de datos informáticos. Este punto se aprobó con los votos en contra del PP, según argumentó su portavoz Javier Lozano, porque el PP ya votó en contra de los presupuestos.

En otro orden de asuntos, se aprobó por unanimidad solicitar a la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, una subvención de 9.541 euros adscrita a las Ayudas a Voluntariado Ambiental en prevención de incendios forestales, que se destinarán para la vigilancia de Segària y los gastos relativos a Protección Civil (dietas, gasolina y transporte), así como a campañas de concienciación en materia de prevención de incendios.

El pleno también aprobó una moción, presentada por el Concejal de Medio Ambiente, Pere Picornell, para el cierre de la central nuclear de Cofrentes. En la moción se insta al gobierno de la Generalitat Valenciana y al gobierno central a pedir el cierre y desmantelamiento de la Central Nuclear de Cofrentes en marzo de 2.021, cuando finaliza el actual prórroga de funcionamiento, elaborando y poniendo en funcionamiento desde esta legislatura un Plan de Eficiencia, Ahorro y Energías Renovables que permita la sustitución gradual de las energías convencionales. La moción salió adelante con la abstención del PP.