Tal como marchan de ágiles las obras de la nueva Estación de Autobuses en Torrecremada, provisional,sí, se han multiplicado las advertencias sobre la estrechez de los andenes no sólo para aparcar, sino para entrar y sobre todo salir de ellos. La alerta ha salido de algunos grupos vecinales pero también de Ciudadanos. A ojo de buen cubero, se advierte que no andarían desencaminados los que así opinan. La provisionalidad sin embargo no es excusa si se transforma en realidad este hecho. Porque la duración de lo provisional, vendría supeditada a la remodelación de la Plaza Archiduque Carlos subvencionada igualmente por el Plan más conocido por Confianza. Un Plan que a pesar de las adjudicaciones y los procesos de licitación no se están traduciendo en la rapidez no sólo que demanda el ciudadano sino también el propio Ayuntamiento de Dénia. El portavoz de la formación naranja, aseguraba que es imposible no sólo realizar los giros, sino entrar y salir de la misma. Una de las dudas que fomenta esta impresión, es que en el exterior se está habilitando un tramo en el que igualmente se podrá estacionar y que podría ser la excusa perfecta para no entrar en el recinto.