Los Moros i Cristians de Xàbia comienzan a dar sus primeros pasos en la gestación de las fiestas en honor a Sant Jaume de 2018. La Junta de Festes -en la que se encuentran representadas las doce filaes que conforman la fiesta- ha afianzado el papel de su directiva con el fin de comenzar a trabajar en la edición del próximo año.

Así, Fernando Piles, continuará siendo el presidente de las fiestas, pero renovando a las personas que ocupaban puestos de relevancia durante el pasado ejercicio festivo. De esta forma, Piles contará con el apoyo directivo de Florencio Mata (de la filà Ballesters), Emilio Bañuls (Almoradins) que ocuparán el cargo de vicepresidentes de la Junta. Por otra parte, Jesús De la Rocha (Jalufos) se encargará de la Tesorería y Begoña Moral (Xibia) de la Secretaría de la fiesta. Belén Moral también asumirá el puesto junto a Begoña Moral de la Secretaría de la fiesta.

El motivo de los cambios no es otro que el de “implicar más al resto de filaes”, según comenta el presidente de la fiesta. El pasado año, los cargos directivos estaban repartidos entre miembros de la misma filà que Fernando Piles, Trabuquers. “Sin embargo, la Capitanía que ostentaremos en 2018 supone un gran esfuerzo para todos los componentes de la filà y ambas responsabilidades son incompatibles con la importancia y exigencia que requiere la Junta de Festes”, argumenta Piles. De ahí la creación de una vicepresidencia más y que los principales cargos organizativos se hayan repartido entre veteranos de la fiesta, expertos en sus áreas y nuevas caras, con vistas de futuro, que aportarán frescura en el ejercicio de sus funciones.

La pretensión del presidente es la de “repartir las responsabilidades entre todos los miembros de la Junta e implicar, aún más si cabe, a las distintas filaes representadas”. También, dotar de mayor protagonismo a los nuevos vicepresidentes “que son de sobra de conocidos por su veteranía y respetados por la fiesta”, añade Piles.