La Fiesta del Mig ANy de Moros y Cristianos no pudo acabar peor. Todo lo bien que salió el día, el acto de nombramiento de Capitanes, Abanderadas (Mozárabes y Berberiscos), Primers Tròns y entrega de los Premios de Dibujo Escolar, la comida de las Recepciones Capitanas y ahí se acabó todo. La última conversación como no podía ser de otro modo, con Tomás Chiner (Deniers) fue de fútbol alrededor de un plato de olleta. Quien iba a decir que minutos después de forma fulminante fallecería. La Fiesta se tiñó de luto y se quedó en corrillos entre lamentos y lágrimas sobre todo en su Filá.
Quedan aquí las imágenes que precedieron a lo que se convirtió en noticia no deseada.