El Ayuntamiento de Ondara, a través de las Concejalías de Urbanismo y de Servicios, y del Departamento de Policía Local, está llevando a cabo una actuación integral de mejora de la seguridad vial en el cruce de las calles Rei Jaume I y Botànic Cavanilles, según ha informado esta mañana el Alcalde de Ondara, José Ramiro, quien ha visitado la zona acompañado del Concejal de Urbanismo, Francesc Giner; el Concejal de Servicios, Pere Picornell, y el Jefe de la Policía Local de Ondara, Toni Galiano.

Entre las medidas que se están tomando para reducir la peligrosidad de este cruce, se encuentra por un lado la pintura de la calzada en el área del cruce de los dos viales, para resaltar la peligrosidad; así como también la pintura de amarillo de las zonas de las aceras que se encuentran en las esquinas del cruce para evitar que aparquen los vehículos (dado que se reducía la visibilidad).

Además se han cambiado las señales de stop y ahora la parada se realiza en la calle Rei Jaume I (que es en la que los vehículos circulaban a mayor velocidad) en lugar de Botànic Cavanilles. También se han instalado reductores de velocidad en Rei Jaume I, y se limitará la velocidad en esta calle a 20 km/h (en lugar de 30 km/h como es habitual en los cascos urbanos). En cuanto al estacionamiento, únicamente se podrá aparcar en el lado de los números pares de la calle.

Todas estas medidas se han tomado para mejorar la seguridad tanto de los conductores como de los peatones en un cruce particularmente peligroso y muy transitado, dada la velocidad con la que entraban los vehículos provenientes de Rei Jaume I.