La reunión intercomunitaria celebrada este pasado jueves y el aumento considerable de casos de coronavirus que habían puesto en un sólo día a la Comunitat Valenciana a la cabeza del pais, ha sido motivo para que se anulen la mayoría de las medidas que estaban establecidas para las reuniones y el toque de queda en Navidad.

Los horarios y el número de las reuniones y sobre todo el cierre de la Comunitat incluso los días navideños, han sido como un mazazo para muchos. Sobre todo la hostelería, como se puede ver en esta misma web, ha mostrado su indignación por esta nueva decisión del Consell valenciano.

El gráfico es totalmente explícito: