Me siento triste, muy triste, viendo el ambiento que se ha creado en España, en las redes sociales, en la tele, en los debates, solo veo crispación y lo peor es que no veo a los políticos hacer nada. Nos han metido en un conflicto del que nos va a costar salir, la fractura social es importante, será difícil, pero no imposible.
¿Os habéis dado cuenta que mientras nosotros nos lanzamos a la calle, armamos una guerra de banderas, nos insultamos, ellos están en su sillón dándoles igual todo? Nos han dejado el marrón a los ciudadanos, a la policía nacional, a los mossos, a la guardia civil,a los jueces, a los alcaldes y meto a todos en el mismo saco porque todos dependen en última estancia del poder político.
Rechazo de plano la violencia, esta, la del 15M, la que se utilice en cualquier ocasión que no sea necesaria. Pienso que ante una resistencia pacífica no cabe la violencia, pero no culpemos a quien la ha ejercido, sino a quien ha ordenado que se ejerza.
Con toda esta crispación, con su ineptitud, estos políticos han conseguido, que se metan con los policías, con sus hijos, con los catalanes, que haya gente que se alegre de que les pegaran o de lo que les está pasando me parece increíble, pero tanto a unos como a otros.
Unos políticos ineptos, supuestamente corruptos en los dos lados, incapaces de sentarse a hablar, cabezotas y egoístas que no piensan en los ciudadanos. Supongo que el Gobierno Central cuando vea las banderas de España ondeando, las constitucionales y las que no lo son, cuando oigan “a por ellos”, cuando oigan cantar el cara el sol en las manifestaciones, cuando oigan los gritos de odio hacia los catalanes, se sentirán orgullos de ver lo que han provocado, orgullosos de la crispación y el odio, de que hayan salido a la calle ideologías extremistas y del clima creado en toda España y no me dejo al Govern Catala, ellos también deben estar muy orgullosos de ver a la gente echando a la guardia civil y policía de sus pueblos, al enfrentamiento entre independistas y no independentistas pero catalanes todos, orgullosos de la inseguridad creada en el turismo, los comercios, los bancos.
Dejemos de pelearnos entre nosotros y vamos a culpar a quien de verdad tiene la culpa. Dos gobiernos incapaces de haber negociado con antelación, que utilizan el “tu mas” , que no les importa el pueblo, que son incapaces de bajarse del burro pase lo que pase. Dirijamos nuestras críticas hacia ellos y vamos a pedirles que si su orgullo, su cabezonería les impide sacarnos de este lio que se retiren y dejen paso a gente con voluntad de entendimiento, estoy segura que todos les estaríamos agradecidos, solo los extremistas y violentos pueden estar contentos con lo que se está viviendo en España. Utilicemos la calle y las redes sociales para decirles que no nos gusta esto, que espabilen o se vayan, pero que no nos utilicen, que España no se merece esto y por lo tanto no se los merece a ellos.
PD: No se que pasara en los días siguientes, no se hacia donde derivara todo esto. Pero solo quiero decir, que me encanta Cataluña, el catalán, su lucha por su cultura y sus gentes, que la quiero en España y sobre todo la quiero tranquila, con su riqueza y con sus gentes en paz y que lo mismo me pasa con el País Vasco, con el euskera, con Galicia y el gallego y con cualquier Comunidad Autónoma de este maravilloso país. Ser diferentes nos hace grandes, aprendamos a respetarnos.