Este fin de semana he visto videos de las fiestas de Moros y  Cristianos de Alcoy. Impresionantes fiestas y más de 40.000 personas, pero lo que más me ha llamado la atención ha sido el vídeo de esas miles de personas cantando su himno. Os puedo asegurar que aun no teniendo nada que ver conmigo, sentí emoción y envidia, vino a mi cabeza una frase “La inmensa suerte de ser ciudad pero sentirse pueblo” ¿Cuantos conocemos nuestro himno? ¿Quién lo conoce sabe la letra? ¿Sabemos que hay una versión en castellano y otra en valenciano? ¿ Podríamos hacer lo mismo que en Alcoy?¿Podríamos reunirnos en una plaza ante un banda y cantar todos juntos nuestro himno?  Me temo que no, Igual deberíamos cambiar nuestro himno por la canción “El Vell Montgo” puede que esa  nos suene mas y tampoco seria descabellado, aunque fuera como himno festero.

Nos matamos a sacar banderas, a cantar himnos, todo por España y luego somos incapaces de esforzarnos lo mínimo por conocer aquello que es nuestro , lo que nos toca más de cerca, nuestra raíces.

Nos molestan unos letreros en valenciano, es nuestra lengua y hay que cuidarla, hacemos un mundo y después resulta que los letreros que hay en el castillo, explicando su historia y demás, están  en valenciano, castellano e ingles.  Pero cualquier excusa es buena para salir en contra de nuestra lengua, se dice que somos pueblerinos por hablar valenciano y lo peor es que pocos salen diciendo, “Si y a mucha honra”

Por suerte hay grupos que se preocupan de mantener las tradiciones, nuestras danzas y por suerte hay algunas corporaciones que empiezan a darles un poco más su sitio, aunque todavía deberían estar más presentes en nuestras fiestas para que pudiéramos ir recuperando más nuestra esencia de pueblo y nuestras tradiciones.

Hace tiempo que pienso que para ser una gran ciudad, tenemos que ser y sentirnos un gran pueblo, ¿Por qué? Porque en los  pueblos se cuidan las tradiciones, se disfrutan las fiestas, (nuestros jóvenes se van a los pueblos a las fiestas y no los destierran a las afueras) se respetan las calles, se cuida todo mas y tengo la sensación que desde que nos sentimos ciudad, esperamos que sean los otros los que lo hagan todo.

“Per a ser una gran ciutat, tenim que ser un gran poble”

             PD: Seguro que alguien dirá que aquí defendiendo el valenciano y luego escribo en castellano, por desgracia solo estudie un año de valenciano, por eso estoy tan orgullosa de que nuestros niños tengan la oportunidad de aprenderlo.