“Durante varios meses los distintos distritos falleros se
encuentran realizando los preparativos previos para los 3
días de fiesta josefina en la ciudad.
Son fechas donde es importante que las fallas ultimen los
detalles de su monumento, los actos y recorridos de la
comisión durante los días grandes, la organización de
actividades y jornadas maratonianas, donde la música, la
pólvora y la diversión son, y deben ser, los protagonistas.
Año tras año, todos los distritos sufren en sus carnes la dura
tarea de pelear durante meses la tramitación burocrática de
los innumerables permisos que se necesitan para organizar
cada acto, por pequeño o simple que sea.
Son documentos y trámites que los exige la ley y, por ello,
de su obligado cumplimiento, donde se debe primar la
seguridad, ante todo, para evitar, posteriormente, daños
mayores en caso de accidentes.
Desde el Partido Popular de Dénia, en nuestra lucha por
agilizar los trámites burocráticos y simplificar la
administración, proponemos que el ayuntamiento cree un
protocolo de actuación para agilizar los trámites

administrativos que las asociaciones festeras tienen que
realizar, ayudando en los procedimientos administrativos y
facilitando su consecución en tiempo y forma de una manera
rápida y sencilla, como son las solicitudes de boletines
eléctricos, certificados de instalación de carpas y demás
documentos que asumen las entidades y que les suma
costes que llegan a ser hasta del 10% de su presupuesto
anual.
Esta fórmula creemos que es necesaria para ayudar a las
fallas dianenses, y también extensible a otras entidades
festeras, y, de esta forma, poder destinar esfuerzos en lo
realmente importante, la fiesta y el monumento. Esto
supondría que las demarcaciones solo tendrían que
preocuparse de hacer más grande esta fiesta, si cabe.
Recordemos que, las fiestas falleras mueven multitud de
empleos directos e indirectos, desde artistas falleros,
modistas, músicos o empresas de alquileres, hasta
restauración, comercios y turismo en general, que visita la
ciudad encantados con la fiesta josefina.
En conclusión, creo que el ayuntamiento tiene que ser un
hilo conductor de la fiesta y no un obstáculo. Debemos
ayudar a las fallas y poner facilidades en las tramitaciones”