La guerra de cifras siempre falsea la realidad a la hora de contar el número de manifestantes en cualquier concentración. Pero el que observa puede dar fe con mayor exactitud. El sábado de nuevo en le mismo lugar que la vez anterior, frente al Parque Chabás, se concentró un número de cien personas aproximadamente para pedir que salgan de la cárcel los políticos catalanes encarcelados. El tiempo fue el argumento esgrimido por los convocantes, Solidaritat amb Catalunya-Defensa d la Democràcia de la Marina Alta, para que siendo de ámbito comarcal apenas llegaran a esa cifra. Y de nuevo se encontraron con un grupo de contramanifestantes mayor que la ocasión anterior en la que apenas hubo una decena, siendo unos treinta esta vez. Eso sí, más combativos. Llegaron a tirar algún petardo y a boicotear los discursos de la otra parte de la calzada. Un importante dispositivo de la Policía Nacional formó entre ambos colectivos impidiendo que los enfrentamientos verbales pasaran a mayores. En la parte convocante se leyeron y cantaron letras de canciones como l;Estaca. Libertad de Expresión, Independencia judicial y de nuevo la calificación de presos políticos exigiendo la libertad inmediata de los mismos, «tropezaron» con consignas españolistas y banderas españolas desde la otra. A pesar de que la tensión fue máxima en un momento dado, no hubo incidentes físicos que lamentar.