Días como hoy te hacen reflexionar sobre a quién tienes y a quien no tienes. Te hacen reflexionar sobre la vida y la muerte. Te hacen reflexionar sobre tu forma de vida y sobre como te ha cambiado la muerte de tus seres queridos. Te hace reflexionar sobre las injusticias y los conflictos y como el dolor puede hacer cambiar tu vida y dejar de perder tu energía en cosas que no las merecen. Empecinarse en pelear, en juzgar a los demás, en juzgar la vida de los demás, es una pérdida de energía y de tiempo
La vida es bella, aunque sabes que en cualquier momento te va a golpear, cuando sufres una gran pérdida, tienes dos opciones, seguir adelante peleada con el mundo o seguir adelante valorando lo que tienes y a quien tienes e intentando disfrutar de las cosas, no hace falta volverse loco y tirar la casa por la ventana, sencillamente disfrutar de esas pequeñas cosas.
Valorar esas pequeñas cosas, buscar la parte positiva de las cosas y de las personas, no significa que seas tonto y no veas lo malo, es una opción de vida y ayuda a no perder tiempo y energía en lo que no vale la pena.
Hoy es difícil actuar así, las redes sociales, los programas de cotilleo, los programas basuras en general… nos hacen entrar en conflictos permanentes. Nos hace estar juzgando a las personas, sus opiniones, sus acciones, sus cuerpos, su educación, su cultura.
Entramos en luchas absurdas, conversaciones eternas donde nadie da su brazo a torcer y no se llega a ningún lado, bueno si, se llega al insulto y a faltar el respeto a los demás. Un ejemplo, que el Montgo sea Montgo o mongo, no va a cambiar nada, va a seguir siendo una montaña preciosa a la cual los de Denia y los de fuera adoramos y perder el tiempo todos los días en imponer tu opinión no lleva a ningún sitio. Este es un ejemplo, pero hay muchos mas, las redes sociales son así y nosotros también. Luego están los programas en los que la vida de los famosos se ponen al descubierto y nos pasamos los días oyendo hablar de porque alguien se separa y de quien es culpa, días enteros en los que perdemos el tiempo viviendo la vida de los demás , metidos plenamente en sus vidas y dejando las nuestras de lado, días esperando a ver quien se irá con quien, tronistas, pretendientes y teatros varios.
Políticamente se pasan los días bombardeándonos, estamos en constante campaña electoral, ya no distinguimos que es verdad de lo que no, luego oímos que hay prensa que nos intenta manipular y uno se desengaña y acaba pasando y lo peor, acabamos acostumbrándonos a cosas que no deberíamos, la corrupción ya nos parece normal, estamos tan cansados, las guerras nos parecen que están lejos y nos acostumbramos a las terribles imágenes que nos llegan.

Paremos esto, reflexionemos, perdamos el tiempo en lo que vale la pena perderlo. Valoremos a las personas, a quien nos rodea, gastemos la energía en esas pequeñas cosas que nos hacen felices y sobre todo gestionemos bien las informaciones y pongamos distancia con las cosas que nos hacen daño y no nos benefician.