Con la amenaza de lluvia los socialistas se decidieron por los parlamentos con Vicent Grimalt al frente en la calle tradicional de siempre:la calle Sagunto.