Finalmente la lucha entre Promotores y la Plataforma «Salvem la Playa» por la construcción de la Urbanización Las Olas que tanta polémica ha causado acaba de parte de la constructora.
El pronunciamiento del Sindic de Greuges para que se revise la legalidad de los permisos concedidos en la zona de Blay Beach ha sido decisivo. Según fuentes municipales consultadas,aquella cumpliría todos los requisitos. Ahora de este modo le tendrá que contestar el consistorio al Sindic a quien se habían dirigido en varias ocasiones los vecinos de la construcción.
Uno de los requerimientos llegó a hacerse por no contar con el permiso de Costas en su día. Si embargo Costas obligó a la empresa a realizar ciertas modificaciones y posteriormente concedió ese permiso.
Sólo cabía conocer si en el futuro Plan General Estructural la zona quedaba afectada, pero no es así y por tanto el rosario interminable de situaciones controvertidas acabaría con la legalidad de Las Olas a todos los efectos.