Como si se las hubiera tragado la tierra en el fondo del mar, pero los pesqueros con base en Dénia y aquellos que faenan en los caladeros de costumbre no encuentran ni pescan gamba roja estos días. Si hace tiempo, el Presidente del Pósit, José Antonio Sepulcre, en una entrevista en el periódico Canfali Marina Alta, sentenciaba con una frase explícita: ” el mar está del revés” y que la gamba blanca antes desconocida en estas aguas, proliferaba sin control, ahora parecen haberse confirmado los peores augurios a la espera de que tan sólo sea una situación temporal que tenga que ver con las mareas ya que este crustáceo vive a profundidad notable y prefiere los fondos revueltos.

Lo cierto es que algunos patrones de las barcas que se dedican exclusivamente a la pesca de la gamba roja, han confesado a MONTGORADIO que esta semana pasada recorrieron los caladeros hasta la propia Ibiza y que no daban con gamba alguna, precisamente en la época en la que mayor rendimiento se va a dar. Todavía hay resistencia a creer en el cambio climático pero lo cierto es que la pesca está cambiando en cuanto a las especies propias y autóctonas del Mediterráneo