Los profesionales de la Fundación DKV Integralia, responsable de la centralita telefónica del Hospital de Dénia, responden a las llamadas de los usuarios desde sus propios domicilios.

Los 14 miembros que integran la plantilla de la centralita dianense son profesionales con discapacidades físicas y sensoriales. Con esta medida se protege a un colectivo especialmente sensible. A todos los empleados se les ha dotado de los programas y las herramientas informáticas necesarias para poder desempeñar su trabajo desde sus casas.

Su tarea es fundamental en este momento, dado que una buena parte de la asistencia sanitaria no urgente, se presta actualmente vía telefónica.

Durante estas semanas de pandemia, en las que ha sido necesario reprogramar toda la actividad asistencial, los profesionales de Integralia se encargan fundamentalmente de ofrecer información sobre el COVID-19, así como avisar a los pacientes sobre las citas no urgentes, que se están programando para largo plazo.

La centralita, a la que se accede marcando el 966429000/02, dispone de un nuevo sistema de respuesta automática que redirecciona la llamada, según destino. Entre las opciones está la Atención Primaria, Radiodiagnóstico, Intervenciones Quirúrgicas o Consultas Externas. El horario de atención al público es de lunes a viernes de 07:30 a 21:00 horas. Fuera de ese horario, las llamadas son desviadas al equipo de Admisión del Servicio de Urgencias del Hospital.

La Fundación DKV Integralia es una entidad sin ánimo de lucro cuya misión es la inserción laboral de personas con discapacidad. Nació en el año 2000 del compromiso de DKV Seguros con la responsabilidad empresarial y se implantó en el Hospital de Dénia en 2009.