Desde que empezara la pandemia del coronavirus, el consistorio dianense cerró la calle Marqués de Campo y, desde entonces, vecinos, hosteleros y comerciantes piden alternativas para que, entre otro orden de cosas, «no se muera el centro de la ciudad». Los vecinos ya alertaban que ante cualquier urgencia es difícil acceder a dicha calle puesto que hay que esperar a que la Policía Local de Dénia de acceso a la misma. Pues bien, justo durante la mañana de este lunes, los bomberos de Dénia han recibido el aviso de incendio en una vivienda y la sorpresa ha sido que al acceder a la calle se han encontrado con varios problemas para entrar en ella.

Primero la Policía Local de Dénia, que ha abierto uno de los accesos por el que los bomberos no accedían, y segundo, la problemática para que los pilones bajaran. Tal es así que se ha tenido que poner peso a los bolardos para que el camión tuviera acceso a la incidencia.

Hay que recalcar que el aviso al 112 se ha hecho en una numeración de la calle y el incendio era en otra vivienda y tal vez por eso la confusión.

Afortunadamente, la alerta de incendio no ha sido nada más que un susto, pero lo que ha resultado ser un susto podría haber sido una tragedia.