Cuando llegan los reconocimientos se abre una o muchas páginas alrededor de la persona en cuestión, en este caso María José Bertomeu y su contribución al baloncesto dianense.

Maria José es parte importante de la historia del baloncesto femenino desde su relanzamiento a comienzos de la década de los ochenta.

Tres equipos surgieron con una diferencia de apenas unos meses dentro de la ciudad de Denia.

El equipo pionero en esa segunda etapa del baloncesto femenino fue Fotografía Fonseca, integrado por un grupo de jóvenes entusiastas de este deporte empeñadas en poder formar parte de este mundo.

Apenas dos meses después se crearía el segundo de ellos en el antiguo instituto de Formación Profesional de la Ronda Murallas. Inicialmente conocido como Perruqueria IVA, más adelante pasó a ser Fontanería Llacer.

Nuestra protagonista que había empezado a jugar al baloncesto en el colegio Carmelitas participando en las primeras ediciones de la liga escolar local, se sumó con apenas quince años al tercero de los proyectos surgidos, en este caso al amparo de la empresa Tic Tac, que después también cambiaría de denominación pasando a ser Seguros Pedros.

Los tres equipos tomaron parte esos primeros años en una liga de ámbito comarcal, celebrándose entonces una recordada edición de un torneo de 24 horas en el polideportivo municipal  del que salió vencedor el equipo Fotografía Fonseca.

En la temporada 1985/86 los tres equipos decidieron unir fuerzas y se inscribieron por primera vez en las competiciones organizadas por la Federación de Baloncesto.

Con el nombre de Basquet Club Denia un equipo Senior y otro Juvenil de categoría provincial, sin saberlo entonces Maria José y el conjunto de sus compañeras, estaban dando inicio a una tradición ininterrumpida hasta el día de la fecha, en la que treinta y cinco temporadas después siempre ha habido presencia femenina de nuestra ciudad en las competiciones oficiales de baloncesto de la Comunidad Valenciana.

Ambos equipos se integraron en la temporada 1987/88 en el CD Garbi jugando la primera campaña con el patrocinio de Mercaselex y más tarde en la 1990/91 se sumaron al proyecto del Club Náutico de Denia uniendo de este modo fuerzas con la vertiente masculina que hasta ese momento únicamente albergaba esta entidad.

La fundación en la temporada 1996/97 de Denia Basquet Club garantizó más si cabía la continuidad del baloncesto femenino, al estar dentro de los principios rectores de la nueva entidad la gestión integral de este deporte en la ciudad.

Maria José participó en todo este largo ciclo hasta colgar las botas en la temporada 1998-99.

En los años posteriores nunca dejó de estar vinculada a la estructura de Denia Basquet Club formando parte durante diversas legislaturas en su Junta Directiva y en los últimos años viene ejerciendo de manera impecable la función de delegada de campo en los partidos junior y senior jugados como locales, convirtiéndose en persona imprescindible en el día a día de nuestra entidad y recibiendo semana si semana también, además de nuestro agradecimiento, el de los árbitros y rivales que coinciden en destacar siempre el buen trato recibido. Su calidad humana, su modestia, discreción y capacidad de trabajo siempre al servicio de los demás y siempre con una sonrisa con la que atender a cualquiera que ha precisado ayuda… Pero sobre todo su bondad, esa que desprende con cada paso que da y hace sin duda la vida más fácil y agradable a cuantos tenemos la suerte de compartir tiempo y espacio con ella.