La iglesia de San Bartolomé de Xàbia acogerá el próximo 24 de febrero la ópera “El secreto de Susana”, en su versión italiana “Il segreto di Susana”, una ópera con una hora de duración y un montaje sencillo que se adapta a las peculiaridades del escenario que la acogerá. Un montaje que desde Xàbia apuestan porque pueda “rodar” por aquellas localidades que no dispongan de un auditorio y quieran disfrutar de este género musical.

El montaje ha sido presentado hoy por los responsables de la adaptación la directora artística, Inma Sancho y el director musical, Paco Cholbi y la soprano Teresa Albero que junto a Pedro Quiralte-Gómez, son los protagonistas de esta ópera compuesta por Wolf Ferrari en 1909.

Según explicó Cholbi, Ferrari es un compositor de origen italiano que desarrolló su carrera en Alemania. Y en esta opera relata la curiosa historia de un matriomonio de recien casados en la que ella esconde un secreto, le gusta fumar. Cholbi ha sido el responsable de adaptar esta obra para piano y voz. Le escuchamos

Por su parte, la soprano Teresa Albero destacó que la ópera es un “género muy atractivo para Xàbia” y en concreto esta “es una comedia”, de la que subrayó además que “pasa rápidamente con bromas y diversión”. Su duración también se aleja de las grandes composiciones ya que prolonga durante escasos 60 minutos.

Pero también comentó, que “musicalmente tiene una calidad excelente” y aseguró que tiene trazas de las piezas de compositores de ópera tan conocidos como Puccini y Verdi, auténticas eminencias de este género musical.

Albero también señaló que la iglesia ofrece unas condiciones de acústica “fantásticas” para el montaje y es que según indicó como “no tiene efecto reverberante como otras” se favorece que la voz llegue a todos los puntos de la misma. Así como que la propia configuración del altar del templo es compatible con la propia representación teatral.

Los responsables del montaje quisieron agradecer públicamente la colaboración que han tenido por parte del rector de la parroquia para hacer posible la ópera en la iglesia, y por su parte, el concejal de Cultura, Quico Moragues, mostró su ilusión por esta apuesta “un tanto especial”, que espera que servirá como antesala