Para redondear el enrevesado asunto del Futbol Sala Dénia, sección del CD Dénia, el equipo, ahora se ha sabido, fue descalificado de la competición tras una resolución de sanción por presentar cinco jugadores consistente en una multa de 50 euros más otra de 70 por la ausencia por segunda vez del delgado del equipo. La resolución data de la reunión del Comité de Disciplina del pasado martes, antes de la Asamblea del Club celebrada el día siguiente dando la oportunidad al Club de apelar la sanción, cosa que no ocurre porque no hay argumentación defendible y porque lo  más curiosos es que el Club, notifica la petición de retirada el jueves por la mañana a las 10,30 horas y es entonces cuando dos horas después, 12,30 horas, recibe la “respuesta” comunicándole entonces que el equipo está retirado por el Comité de Disciplina y no antes, todo ello documentado por el Delegado del Club Pepe Carpi. Se le notifica en la comunicación que hay un punto de la norma del Reglamento de Competición que especifica que la presencia de un equipo sin un mínimo de jugadores (cinco no es suficiente) es considerado como segunda sanción disciplinaria que comporta la descalificación del equipo y el descenso de categoría, no a tercera y sí a regional adjunto a 500 euros más de sanción económica.

Para enrevesar más el enfrentamiento directiva – jugadores, la Asamblea debatió si antes del desplazamiento de los cinco jugadores estaban convocados once. Pero sin duda, todo esto, como viene pasando en el tuya – mía, no tiene una explicación documentada, cosa que ha ocurrido lamentablemente a lo largo de este corto recorrido, más allá de las redes sociales, Whatsaps etc, lamento mayor en cuanto ha habido descalificaciones graves y ofensivas que en nada han beneficiado, ya no al fútbol y el fútbol sala o al Dénia y a Dénia, que también y no poco, sino al deporte en general.