Tras el paso del coronavirus por España la duda ahora es cómo se gestionarán las playas este verano. Se ha hablado de mamparas, cintas o parcelas pero esta no será la imagen de Dénia. El concejal de playas en el Ayuntamiento de Dénia, Pepe Doménech, ha confirmado en rueda de prensa, lo que en su día ya confirmó a los micrófonos de Montgoradio.com, que el acceso al baño se permitirá en cuanto entremos en fase 2 y que las playas de Dénia se dividirán en tres zonas, que estarán debidamente señalizadas con carteles informativos y palos de madera.

Además, se habilitarán 26 accesos principales con indicadores para saber cuáles serán las entradas y salidas a las playas y las instalaciones de juegos, por el momento, permanecerán cerradas.

En cuanto a los lavapies, Doménech ha asegurado que permanecerán cerrados por prevención y que el servicio de limpieza se verá reforzado, puesto que se ha destinado una dotación extraordinaria de 45.000 euros.

Las playas accesibles estarán habilitadas como todos los años pero todavía no se sabe si será bajo cita previa.

El servicio de vigilancia y socorrismo empezará el 20 de junio y tendrá una durabilidad hasta el 27 de septiembre, con un total de 62 socorristas. Para este servicio, el Ayuntamiento de Dénia también ha destinado una dotación económica extra de 10.000 euros para la adquisición de EPIS.

En materia de Seguridad Ciudadana, el concejal Javier Scotto, ha insistido en que será una embarcación de la Policía Local la que informará y controlará la playa y se hará uso de quads para aquellos momentos puntuales como medida de refuerzo. Entre los días 1 y 20 de junio habrá más vigilancia en las zonas de más afluencia de gente y se contará con personal informador y una unidad de dron.

En definitiva, las playas de Dénia se dividirán en tres zonas, no habrá servicio de lavapies y los accesos estarán debidamente señalizados.