La Volta a Peu llena cada fin de semana de colorido a cada uno de los pueblos que recorre y que se se multiplican por los miles de corredores y corredoras que la disputan. Pero hablando de disputar, la gran mayoría lo hace por salud y estar en forma, especialmente la gente veterana. Porque las hay de edades poco corrientes para el deporte. Y es por ello que ver estos años a una corredora prácticamente octogenaria era sentir algo muy especial. Pero ya no estuvo en Dénia. Su sonrisa ha sido recordada por la organización del Circuit a Peu que le ha dedicado en las redes sociales su reconocimiento después de habernos dejado en las últimas horas.

Vaya nuestro homenaje también por delante en Montgoradio: Henriette Weeber.