. El Centro Asociado de la UNED de Dénia ha celebrado esta semana el Día de Europa con sendos actos que contaron con la presencia del vicerrector de Alumnos de la UNED, Jorge Montes; el presidente de la Fundación Mediterránea de Derechos Humanos, Jaume Sendra; Antoni Bertomeu, abogado y profesor tutor del centro y la directora de la UNED de Dénia, Raquel Martí. Todos ellos participaron, en primer lugar, en la lectura de los artículos que constituyen la Carta de Derechos Humanos de la Unión Europea, que reconoce una serie de derechos personales, civiles, políticos, económicos y sociales de los ciudadanos y residentes de la UE.
La directora resaltó la importancia de la Unión Europea y de las iniciativas que, desde el centro asociado, se llevan a cabo para su difusión. Seguidamente dio paso a la lectura de los artículos, que se hizo en varios idiomas, y en la que participaron también estudiantes, profesores y personal del PAS del Centro Asociado de la UNED de Dénia. El acto, además de recordar y reivindicar la existencia de estos derechos fundamentales, sirvió para conmemorar los 30 años que ha cumplido España en el marco de la Unión Europa.
A continuación, y en la misma aula del Centro Asociado, se celebró una nueva sesión del ciclo de debates mensuales que los estudiantes de la UNED de Dénia han organizado para tratar diferentes temas de interés y actualidad. Tanto el Vicerrector de la UNED como el propio Jaume Sendra intervinieron como ponentes, junto al abogado y también profesor-tutor de la UNED Antoni Joan Bertomeu. Todos ellos coincidieron en la importancia de que las personas ganen en protagonismo frente a los Estados y los poderes económicos.
En su intervención, Montes pidió la “refundación de la Europa del siglo XX” defendiendo y aprovechando el progreso en materia de derechos y libertades, “que es muchísimo”, apostilló. “Hay que retomar la parte social”, continuó diciendo, lo que implica “trabajar en materia de igualdad, educación y un reparto más justo del capital”. Todo ello lamentando que los estados europeos “no hayan sabido optimizar sus recursos para evitar recortes en derechos y servicios”, como sí han hecho otras instituciones, poniendo como ejemplo en el ámbito educativo a la UNED.
Situación de los refugiados
El “déficit educativo” de Europa al que se refirió Jaume Sendra, pues “las competencias las tienen los estados y no las instituciones europeas”, indicó; y especialmente, la cuestión de los refugiados que buscan asilo en los países de la Unión tuvieron cabida durante el debate. Respecto a este último tema, Joan Antoni Bertomeu pidió más implicación de los estados miembros para dar una solución “más humanitaria” a la situación de los refugiados.
“No es posible que cada país se escude en Europa para justificar su pasividad o inoperancia”, señaló. Bertomeu subrayó que “hay que ser intolerantes con la intolerancia”, reclamando que defiendan todos los Derechos de la Carta Universal, “sin límite”.
En este punto, el Vicerrector de la UNED volvió a tomar la palabra hacer un análisis en el “problema legal” que implica todo lo relacionado con el estatuto del refugiado. “No se está respetando esta condición, especialmente por parte de los Estados, que han estado muy por debajo de la sociedad y las instituciones”, comentó. Para Montes, en los últimos años “se han restringido las libertades para salvaguardar a una determinada clase social”, lo que en su opinión ha provocado una pérdida de derechos en muchos colectivos. “Hay que respetar a los seres humanos y legislar para las personas”, sentenció.
DSC_0120 (Copy)