Recientemente la Diputación de Alicante había anunciado un subvención de 90.000€ para 2018 para la realización del proyecto de rehabilitación de Torrecremada, resultando ésta la única ayuda que finalmente va a recibir Dénia este año del organismo provincial.
Tal vez las quejas o las formas del alcalde dianense, Vicente Grimalt, no han sido bien recibidas en la institución provincial pero la intención de modificar el destino de la subvención sin informar y consensuar con todos los valedores del proyecto ha hecho que al menos el diputado Fernando Sepulcre se plantee su indispensable apoyo hasta que la situación se reconduzca.
Hay que recordar que el proyecto para la rehabilitación y puesta en valor de la finca de Torrecremada como un espacio polivalente de cultura nació en 2016 cuando el propio diputado Fernando Sepulcre, entonces en las filas de Ciudadanos acudió a Dénia y fue recibido por concejales de este particular acuerdo: Rafa Carrió por Compromís, Oscar Mengual por el PSPV y Mari Mari Martínez y Sergio Benito por Ciudadanos.
Fruto de esa visita nació el compromiso del diputado por impulsar la rehabilitación de Torrecremada que acabo materializado en 2017 con una primer subvención de 90.000€ para la redacción del proyecto cuyo coste total ronda los 2 millones de euros.
Sin embargo el año pasado fue el alcalde el único que acudió a la Diputación a entrevistarse con su presidente, César Sánchez, y se adjudicó en exclusiva los méritos de la obtención de la subvención. Tal cosa no gustó al diputado que había sido valedor del proyecto, incluso tras su cambio de adscripción política, ni mucho menos a los concejales de Ciudadanos que fueron completamente ignorados una vez el proyecto fue puesto sobre raíles.
Ahora las cosas se han puesto peor ya que de nuevo el alcalde en solitario quiere dirigirse próximamente al presidente de la Diputación para solicitarle un cambio en la subvención en relación con su particular proyecto de la gastronomía. Una vez más este cambio de rumbo se ha realizado sin previo acuerdo lo que esta vez ha provocado definitivamente el plante del diputado Sepulcre al proyecto hasta que la situación se reconduzca por la vía del consenso de todas las partes.
Por su parte, desde Ciudadanos Dénia, el portavoz del grupo municipal, Sergio Benito, ha lamentado profundamente la situación de bloqueo indicando que “actitudes mezquinas ponen en riesgo el trabajo y el interés de todos los dianenses”. Benito ha indicado que “la particular técnica del rodillo del Sr. Grimalt solo funciona con una mayoría que no tiene en Diputación” y que tendrá que elegir entre sentarse a negociar con Ciudadanos para reconstruir apoyos o sentarse solo con César Sánchez a seguir quejándose.