Ha sido sin duda esta semana, la más complicada con la que la Presidenta del Dénia, Gema Estrela, se ha enfrentado tras el plante en uno de los entrenamientos de la semana por motivos económicos que serán sin duda clave en la que entremos y en la que las negociaciones han de ser menos convulsas que la reacciones fuera de tono que se produjeron el jueves camino de encontrar una solución harto difícil. Pero habrá que esperar.

En lo estrictamente deportivo, los dianenses dieron la cara con una motivación inusual para como estaban los acontecimientos. Y es que el Dénia salió desde el pitido inicial a por el partido y en dos minutos Guerrero ya puso el 1-0. Casi sin tiempo para que el Enguera se recuperara y con un equipo local tocando a la primera y siempre atacando. Seis minutos después golazo del incansable Rubio que marca de tiro cruzado.

Su presión fue tal que robaba balones contínuamente y al cuarto de hora llegó el tercero Jordi recibe un centro medido y cabecea a bocajarro. No sería el último. A falta de 6 minutos para el final de la primera parte, carrerón de Adrián quien deja a placer a César que la coloca con maestría. Era el cuarto y definitivo gol del Dénia pero tuvo ocasiones claras, sobre todo de Guerrero para haber conseguido una goleada de escándalo.

El resultado lo maquillaron los visitantes al cuarto de hora de la segunda mitad marcando de penalti.

La ausencia de Panucci quien no se vistió, no se notó y la solidez defensiva con Keko de capitán no dió opciones al Enguera que apenas tuvo una clara ocasión.

No se debería destacar a un sólo jugador, pero por trabajo, sin duda, Jordi, Javi y Rubio se apuntarían más méritos.