La Residencia Virgen de la Soledad de Ondara no tiene por el momento ningún caso de contagio por coronavirus, ni entre los residentes ni entre las personas que trabajan en la Residencia, según ha confirmado esta mañana la directora del centro, Paqui Ferrando. Tratándose de una situación muy delicada al ser las personas mayores el sector más afectado, ahora mismo lo que se está tratando de evitar por todos los medios es que el virus entre en la Residencia de Ondara. Para ello, se están siguiendo todos los protocolos marcados tanto por Conselleria como por el Ministerio de Sanidad, y se toman todas las medidas necesarias de higiene y de limpieza. Siempre, teniendo en cuenta que la Residencia es una casa, y no un hospital.

Entre las medidas que se han adoptado destaca que no se pueden hacer visitas, y que se han habilitado las estancias comunes (como la sala grande) para que se mantenga la distancia de 2 metros entre los residentes, cuando no están en la habitación. Cabe indicar que en la Residencia de Ondara casi todas las habitaciones son compartidas.

También ha indicado que, al igual que en el resto de residencias, en la de Ondara también falta material, pero se les comunicó que hoy podrían ir a recoger el material solicitado. Desde la Residencia se agradece el interés y las llamadas de familiares y amigos preocupándose por la situación de la Residencia, y se agradecen las donaciones de particulares y empresas en estos momentos tan complicados.