Pepita Mira, de 82 años, ha sido la primera persona residente en la Residencia Mare de Déu de la Soledat de Ondara, que ha sido vacunada contra la covid-19. Se ha mostrado muy satisfecha de recibir la vacuna porque, según comentó ella misma, pronto podrá abrazar. Pepita fue la primera en recibir la vacuna, de las 40 personas en total que fueron vacunadas este pasado sábado 9 de enero en la Residencia de Ondara.

Al 100% de los residentes y del personal laboral del centro se le administró la primera dosis de la vacuna Pfizer contra el covid-19, como ha confirmado la directora de la Residencia Mare de Déu de la Soledat de Ondara, Paqui Ferrando. En apenas dos horas se había vacunado a todos; comenzaron el proceso a las 8:30 horas y a las 10:30 horas ya habían acabado.

En 21 días recibirán la segunda dosis. Los próximos días tendrán que estar más alerta, porque la incidencia actual es muy alta y hay que evitar los contagios al tratarse de población de riesgo. Al recibir la segunda dosis todavía habrá que esperar otros 7 días para que estén inmunizados.

El equipo sanitario que ha administrado la vacuna ha estado integrado por el enfermero de la Residencia (que también trabaja en el hospital), y su mujer que es enfermera, y de médico estuvo Sol Ferrando, que pertenece a la Junta del Patronato de la Residencia. Con la colaboración del propio personal del centro, coordinadora, y auxiliares.

Desde la Residencia de Ondara se muestran muy esperanzados en que con la administración de la vacuna se pueda lograr volver a la normalidad, y empiezan a ver la luz al final de este año tan complicado por la pandemia.