La Policía Nacional ha culminado una macro operación que se ha desarrollado durante los últimos tres meses en las localidades de Benidorm y Denia y en la que se ha detenido a 45 personas por vender productos presuntamente falsificados de marcas de reconocido prestigio en diferentes establecimientos y puestos de venta ambulante. Los agentes han intervenido cerca de 200.000 efectos, cuyo valor de venta al público en tiendas oficiales superarían los 4.000.000 de euros.

Los investigadores de la Policía Nacional de Denia y Benidorm tuvieron conocimiento de la posible venta al consumidor de productos, aparentemente falsificados, a precios muy reducidos del que deberían corresponder a los artículos de este tipo en los establecimientos de venta legalmente habilitados.

Los agentes recabaron información sobre los establecimientos y puestos concretos de venta ambulante donde presuntamente vendían efectos a precios de “chollo”, siendo éste el principal reclamo para que los consumidores se decidiesen a comprar este tipo de productos.

Una vez determinados los puestos de venta ambulante y establecimientos donde presuntamente se vendían efectos falsificados, los agentes contactaron con los representantes de las marcas perjudicadas para verificar la falsedad de los mismos, comprobando como en estos establecimientos ofrecían al consumidor prendas de ropa de vestir, ropa deportiva, relojes, bolsos, carteras, zapatillas….los cuales eran copia casi idéntica a los originales, resaltando la enorme similitud tanto de los acabados como de los materiales de fabricación.