La Policía Nacional ha detenido en Denia a una pareja dedicada presuntamente a la comisión de “hurtos amorosos”. En esta modalidad delictiva la presunta autora establecía previamente las preferencias de elección sobre las futuras víctimas, siendo generalmente personas de avanzada edad.

Una vez elegida la víctima, se acercaba a ella ganándose su confianza con todo tipo de artimañas o pretextos para entablar una conversación, iniciando así un contacto directo y disimulado hacia las partes de su cuerpo donde portaban los objetos de valor.

En escasos segundos y sin que se percatasen, eran capaces de sustraerles cualquier objeto de valor que la víctima portase consigo. Además, en la mayoría de las ocasiones, los perjudicados no son conscientes de que han sido víctimas de un hurto, llegando a pensar en algunas ocasiones que se trata de una pérdida y no de una sustracción.

En caso de que la víctima se percatase de la maniobra, el otro detenido no dudaba en emplear la violencia

El viernes día 17 uno de los perjudicados se encontraba dando un paseo en bicicleta por la localidad de Denia, cuando una joven se le aproximó manifestándole que se encontraba perdida.

El perjudicado, de 72 años, paró y se bajó de la bicicleta para explicarle donde se encontraba, cuando de repente la joven le agarró fuertemente de la muñeca para intentar sustraerle un reloj de alta gama valorado en 9.200 euros.

Ante la negativa de la víctima, se produjo un forcejeo en el que apareció por detrás un varón que se abalanzó sobre él propinándole dos rodillazos en el abdomen provocando su caída. Una vez en el suelo, le sustrajo el reloj y ambos huyeron en un vehículo.

Cuatro días después volvieron a repetir los hechos

El martes siguiente volvieron a repitieron los hechos, esta vez en la terraza de un centro social de Denia. En esta ocasión, la presunta autora se acercó a su pareja, que se encontraba previamente en el lugar, y lo abrazó. Seguidamente, se dirigió a su víctima con el pretexto de pedirle disculpas al haberle dado la espalda y le dio otro abrazo.

Cuando el perjudicado llegó a su casa se percató que le faltaba una cadena de oro y una medalla que portaba puesta escasos minutos antes.

Tras estudiar ambas denuncias y practicar diversas gestiones de investigación, los agentes concluyeron que se trataba de los mismos presuntos autores, logrando rápidamente su identificación y comprobando que entre ambos sumaban 14 antecedentes policiales por hechos similares, por lo que establecieron un dispositivo de búsqueda que finalizó al día siguiente con la localización y detención de ambas personas, acusadas de cometer presuntamente un delito de robo con violencia y otro de hurto.

Los dos detenidos, mujer de 18 y varón de 27 años, ambos de nacionalidad rumana, fueron puestos a disposición del Juzgado en funciones de Guardia de Denia.

La investigación fue llevada a cabo por agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Denia.