Agentes de la Policía Nacional han detenido en la ciudad de Dénia a un joven de nacionalidad marroquí cuando este se encontraba en el interior de un establecimiento de hostelería al que había accedido presuntamente para sustraer la recaudación.

Sobre la una y media de la madrugada la Sala del 091-CIMACC (Centro Inteligente de Mando, Comunicación y Control) de la Policía Nacional recibió una llamada comunicando que había saltado la alarma de un establecimiento situado en la Carretera de las Marinas de la localidad de Dénia.

Inmediatamente dos patrullas de la Policía Nacional, las dos más próximas al lugar, se personaron con gran celeridad. A su llegada el presunto culpable se encontraba todavía en el interior del local ya que no le había dado tiempo a huir.

Cuando vio a los agentes intentó escapar por el patio trasero, saltando una valla de más de tres metros, pero los policías corrieron tras él consiguiendo retenerlo y proceder a su detención.

En la huida el apresado soltó parte del botín que había intentado sustraer, la recaudación del local y varias botellas de bebidas alcohólicas, que fueron recuperados por los agentes y posteriormente entregados al propietario del establecimiento.

Según pudieron comprobar los Policías el arrestado había escalado la reja trasera del patio del local y posteriormente había fracturado una cristalera con una piedra de grandes dimensiones para poder acceder al comercio e intentar sustraer la recaudación y demás enseres hasta que fue sorprendido por los agentes.

El detenido de 22 años de edad fue acusado de un delito de robo con fuerza y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Dénia.