La Policía Nacional ha detenido en la localidad de Dénia a una mujer de nacionalidad española y 22 años de edad como presunta autora de cinco delitos de estafa y otros tantos de usurpación de estado civil utilizando diversas páginas web de internet de compraventa de objetos de segunda mano.

Los agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Dénia recibieron varias denuncias de toda la geografía nacional que tenían un nexo en común y este era que la entrega de los productos comprados a los presuntamente estafados se realizaba en esta localidad.

Las pesquisas de los investigadores se centraron entonces en dos hechos, el número de teléfono utilizado en las estafas y la dirección de entrega de los paquetes.

De esta forma los agentes fueron cercando las investigaciones en torno a una persona, la cual fue reconocida como la receptora de los envíos de los perjudicados en las estafas.

El modus operandi era el siguiente, aprovechándose de la situación de confinamiento impuesta por el RD 463/20 de estado de alarma, lo que impedía en la entrega en mano y propició el aumentó las transacciones electrónicas que eran entregadas por mensajería, la arrestada creó diversos perfiles en páginas web de comercio electrónico y de esta manera mediante páginas en internet de compraventa de objetos de segunda mano adquirió un móvil de alta gama valorado en más de 1.000 euros con la condición de abonarlo una vez recibido, cosa que nunca hizo.

Con el terminal en su poder, lo puso a la venta en las mismas páginas web y efectivamente fue vendido, pero esta vez con la condición de remitirlo al comprador una vez recibido el dinero, hecho que nunca llegó a realizarse.

Nuevamente utilizó dicho terminal para cambiarlo por un patinete eléctrico, patinete que le fue entregado por una empresa de mensajería y cuyo propietario se quedó sin la contraprestación pactada.

En todas estas gestiones la detenida hizo uso de las copias de la documentaciones personales que sus víctimas le remitían y así utilizaba la documentación que una víctima le había remitido para hacerse pasar por esta con un nuevo perjudicado.

Una vez totalmente identificada, los agentes de la Comisaría de Denia realizaron un dispositivo especial en el que se produjo su localización y detención. En el trascurso de este dispositivo se realizó un registro domiciliario en la vivienda de la detenida donde los policías recuperaron parte de los objetos implicados en las estafas.

Entre los objetos intervenidos se encontraba un ordenador que la arrestada había recibido y que no había pagado, el cual tenía a la venta en las mismas páginas web y por el que ya había recibido ofertas.

Todos los enseres recuperados fueron entregados a sus legítimos propietarios.

La detenida fue puesta a disposición de la Autoridad Judicial. Hasta el momento se han localizado perjudicados en Sevilla, Zaragoza, Santiago de Compostela, Talavera de la Reina y Málaga, si bien la investigación continúa abierta y los agentes no descartan localizar nuevas víctimas.