La Policía Local de Xàbia empezará a realizar controles de detección de drogas a conductores. En el último mes, un total de 30 agentes han asistido a un curso de capacitación específico que imparte el IVASPE para cumplir los requisitos que marca la Ley de Enjuiciamiento Criminal y poder hacer legalmente estas pruebas. La formación, que abarca teoría y práctica, da las claves para que los agentes evalúen si hay síntomas en los conductores que aconsejan realizarles un test salival que rápidamente detecta si han consumido antes de ponerse al volante.

Como parte práctica del curso, la policía está realizando controles en las vías públicas (en horario de tarde y entre semana) que han arrojado unos resultados preocupantes. De las tres pruebas realizadas aleatoriamente, los tres han dado positivo: uno en cocaína, otro en cocaína y marihuana y un tercero en cannabis.

Ante esta situación, la edil de Seguridad Ciudadana y Prevención de Emergencias, Pepa Gisbert, ha anunciado que la Policía reforzará los controles de alcoholemia y empezará tan pronto como pueda con los de detección de drogas. Gisbert ha apelado a la responsabilidad al volante, ya que es un problema muy grave y que afecta no solo a los infractores, sino a todos los que circulan e incluso a los peatones.

Desde la Policía recuerdan que este tipo de controles tratan de disuadir del consumo de sustancias estupefacientes y que dar positivo en una de estas pruebas puede suponer sanciones de hasta 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos en el carné de conducir.