La Policía Local de Xàbia ha presentado hoy los dos nuevos vehículos que pasan a formar parte de la flota municipal, que tiene un total de 9 coches y dos motos. Se trata de un furgón dotado con todo el material y conexiones informáticas necesarias para convertirse en una especie de oficina móvil y que se podrá utilizar desde para cumplimentar atestados a realizar campañas informativas en urbanizaciones.

La furgoneta se ha rotulado como unidad móvil de atención policial y como ha explicado la concejala de Seguridad Ciudadana, Pepa Gisbert, es una herramienta de mejora más dentro de la vocación de policía de proximidad que tiene este cuerpo local.

Tanto el furgón como el otro coche nuevo, que tiene una mampara de seguridad entre los asientos de detrás y el conductor (para dotar de medidas de seguridad el traslado de detenido o de personas violentas), se han adquirido vía renting, un sistema que les permite sustituir cada vehículo cada tres años y así que la policía siempre tenga los vehículos en óptimas condiciones. Para el alcalde, José Chulvi, esta constante mejora es una prueba más de la voluntad del ejecutivo local de proveer a la policía de todos los medios necesarios para prestar un mejor servicio y de “garantizar la seguridad de los que velan por la seguridad de todos”.