“La Generalitat es la responsable del desastre urbanístico de Dénia”. Así de tajante ha sido Fernando Tomás, de la Asociación de Promotores Turísticos en la ciudad dianense, en la puesta en marcha de la plataforma cívica para exigir que se aprueben las normas urbanísticas o las ya conocidas NUT.

Y es que esta mañana se han reunido tanto representantes de CEDMA, de AEHTMA, promotores turísticos, constructores y empresas afines, representantes del polígono Juyarco, comerciantes y empresarios de Dénia, así como la Federación de Asociaciones de Vecinos de Dénia, entre otros, con el fin de firmar el documento que remitirán a la Subdirección General de Urbanismo para que aprueben de forma inmediata las NUT.

Asimismo, Tomás ha lanzado el hacha de guerra insistiendo en que el Ayuntamiento de Dénia es quien presiona para que no se aprueben estas normas urbanísticas.

La presidenta del CEDMA, Sonja Dietz, era quien matizaba que, actualmente, la situación urbanística de Dénia es lamentable, caótica y desesperanzadora, motivo por el cuál esta plataforma se ha unido para trabajar conjuntamente por unos objetivos, el de conseguir la aprobación del NUT.

Todos los allí presentes coinciden en lo mismo, en exigir a la Generalitat que apruebe las normas urbanísticas transitorias para que Dénia no sea una ciudad sin ley pero, sobre todo, para que esto no repercuta en la economía local y que haya una ordenación en la ciudad para que su imagen tampoco se vea afectada.

Esta plataforma cívica se ha marcado como fecha tope para que se aprueben las NUT el mes de octubre, mes en el que terminan las suspensiones de licencias.