Fueron sus palabras, las de Ana Barceló, nueva Consellera que sustituye a Carmen Montón ahora ministra del ramo a la sazón. Según Barceló, las negociaciones para la reversión del Departamento de salud de Dénia marchan a buen ritmo. Estas manifestaciones se produjeron a renglón seguido de un encuentro con una reducida presencia de la Xarxa de Alcaldes y la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública. En cualquier caso, y respecto a los plazos, el asunto queda en manos precisamente de los términos de la negociación y del ámbito del convenio tal como está firmado ya que, al contrario que el rescate de la Ribera, éste se fía a mucho más largo plazo. El motivo es que la situación económica entre Marina Salud y la Consellería es otro frente complicado que no permite una decisión por parte del Consell únicamente.

Igual que hizo Montón, Barcelón asegura el compromiso de la Generalitat para supervisar y vigilar el servicio que presta la concesionaria. Todo ello parece en principio no haber cambiado mucho o casi nada la verdadera situación de un contrato que finaliza en el 2024.