La secretaria general de Vivienda del Ministerio de Fomento, Helena Beunza, junto con la subdelegada del gobierno en Alicante, María Araceli Poblador, han visitado hoy las instalaciones del edificio rehabilitado de la calle Sant Josep, edificio que ha sido financiado por el Ministerio de Fomento por 1,5 millones de euros.

El edificio se trata de una antigua casa señorial de la familia Sauquillo, de finales del siglo XIX que, a mediados del siglo XX, fue transformado y dividido en un edificio residencial con viviendas en cada planta y locales en la planta baja y que, posteriormente, fue de titularidad municipal, dónde se llegó a instalar el Hogar del Jubilado.

Se trata de un edifico de 2.091m² distribuidos en un sótano, tres plantas, terraza y una torre. Se destinará a usos culturales que incluyan la sede central de la Biblioteca Pública Municipal, una parte del Archivo Municipal, incluyendo una sala de uso restringido para la consulta de los fondos comarcales y otros espacios para la celebración de actividades culturales. Dispone también de un gran patio central que dota iluminación natural a todas las plantas del edificio.

El alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, hacía hincapié en que “se trata de un edificio emblemático de Dénia y estamos contentos de que esté acabado”.

La secretaria general de Vivienda del Ministerio de Fomento, Helena Beunza, mostraba su satisfacción al ver el resultado de esta inversión que ha hecho el Ministerio de Fomento con el 1% para proyectos de recuperación del patrimonio histórico cultural.

En este edificio se ha recuperado la escala central, junto con todas las vidrieras que la componen, la fachada, los restos arqueológicos y el pavimento, así como los restos arqueológicos como pueda ser un pozo “aljub de época árabe” y otros elementos que están guardados todavía como son vidrieras de la familia Sauquillo, dos chimeneas y varias librerías.

Por último, la bibliotecaria, Llúcia Signes, aclaraba que la concesión del mobiliario se acaba de realizar recientemente y que si no pasa nada a finales de enero la futura biblioteca municipal ya podría estar abierta.