El clima no puede tomarse ni debe a broma por algunos que siguen rechazando las evidencias del cambio climático.

Es cierto que la niebla que hoy nos ha despertado en Dénia no es la primera vez que ocurre. Este aspecto fantasmagórico con el que se encuentran los más madrugadores es un fenómeno más que sumar a todo lo que viene ocurriendo este invierno tan particular a un mes justo de entrar en la primavera. Según ha ido levantando ha sido más curioso porque ha dividido en dos a Dénia, la ciudad despejada como Las Rotas y Marinas, pero no así una franja que ha quedado hasta casi media mañana en la zona de la Marineta.

Pasadas las 11 el sol brilla espectacularmente y los termómetros caminan para superar los 20º.