En el caso de las competiciones deportivas, se está produciendo una confusión respecto del decreto de las restricciones adoptadas para el uso de los recintos cerrados como los pabellones deportivos.

El decreto que entra en vigor este uno de marzo insiste en que los pabellones e instalaciones deportivas permanezcan cerradas. Sin embargo hay competiciones que se disputan en ellos a pesar de la norma. ¿Porqué?. Pues porque las competiciones que no regulan las autoridades federativas autonómicas, sí se permiten. Lo más chocante es que las que regulan las federaciones nacionales, sí están autorizadas. Y si la excusa es que estas toman las medidas anti covid como realizan los clubes profesionales, dudamos mucho de que se cumplan en competiciones reguladas por entes supra autonómicos  en  las que compiten todos los equipos del mismo territorio, en este caso, valenciano. De este modo, estamos viendo como sí hay actividad en el Polideportivo de Dénia o en Joan Fuster.

El Consell se expresaba de forma sí, entendible pero algo farragosa, que aclaraba igualmente el propio ayuntamiento dianense: «En cuanto a las instalaciones deportivas, abrirán solo las abiertas al aire libre y permanecerán cerradas aquellas cubiertas como pabellones, centros deportivos, gimnasios o pistas cerradas, a excepción de las que sean necesarias para celebrar competiciones autorizadas por la normativa de la Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública. Las personas deportistas que tengan que acceder a instalaciones cerradas, para competir o entrenar, tendrán que disponer de un certificado acreditativo de la federación correspondiente».