Todos los pronósticos se han cumplido, además con una exactitud esta vez más que certera. A las 0 horas del jueves tal como decretaba AEMET comenzaba el episodio de lluvias que en algunos casos han sido por momentos torrenciales. En Dénia la cantidad más apreciable de agua se produjo entre esa hora y las 4 de la madrugada además acompañada de fuerte viento y en forma torrencial. Hubo una pequeña tregua y de nuevo a las 7 comenzó de nuevo a descargar hasta pasadas las 11 de la mañana cuando ha dejado de llover.

Las previsiones de cerrar colegios e instalaciones municipales fue efectiva por la hora y porque los efectos del temporal se veían entonces más acusados. En Dénia se recogía una media de 100 litros hasta el mediodía y se obligó a cortar entre otras, las calles Melva, Marjal, Llavador, Camí de Gandía, Fondo de La Xara, Marineta, Bot y hasta la Plaza de Benidorm. Pero además se midieron rachas de viento que superaron los 104 K/h y que causaron estragos en el Polideportivo, Club de Tenis y algunos árboles arrancados de cuajo. Hasta 20 de ellos. No sólo se produjeron esos incidentes por el viento si no que hubo algunos desprendimientos de fachadas, techos, postes y carteles.

De momento y a pesar de que la lluvia ya no cae, sigue mantenida la alerta roja en previsión de que pueda estancarse la borrasca o desplazarse hacia el sur.