La Conselleria de Sanitat está estudiando cómo celebrar las fiestas navideñas del 2020. La consellera de Sanitat de la Generalitat Valenciana, Ana Barceló, ha explicado las medidas que la Comunitat Valenciana aportó en el grupo de trabajo que prepara el plan para Navidad que complemente el borrador presentado por el Gobierno en el Consejo Interterritorial de Salud.

Entre las medidas que pretende imponer la Generalitat Valenciana en todo el territorio de la Comunitat es limitar a 6 personas las reuniones sociales, una cifra que se ampliaría a 10 los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1, 5 y 6 de enero. Esto quiere decir que las personas que se pueden reunir en el ámbito social no variará serán 6 y solamente en el ámbito familiar se aceptaría hasta un máximo de diez personas y solamente en las fechas propuestas.

Además, el Consell defiende que la movilidad debería flexibilizarse los días más señalados de la Navidad.

Sobre los grandes eventos multitudinarios de las Navidades, la consellera ha asegurado que, según el plan de prevención contra el coronavirus del Consell, la Cabalgata de Reyes sólo se permitiría «estática», iniciativa que permitirá controlar los aforos y evitar aglomeraciones para que puedan disfrutar los niños y niñas esta cabalgata.

Por otra parte, la carrera popular de San Silvestre que se celebra cada año el 30 de diciembre podría no celebrarse si la Comunitat Valenciana mantiene los niveles actuales de la pandemia.

Respecto al resto de actividades culturales, deportivas y religiosas, la restauración, la hostelería y el comercio, la Conselleria de Sanidad Universal es «partidaria de mantener las mismas medidas que estén vigentes una semana antes del inicio de las fiestas navideñas», de acuerdo con la situación de la pandemia.«Si fuera peor serían más restrictivas y si la evolución mejorara podríamos aliviar algunas de ellas», ha apuntado Barceló.