El CD Dénia volvió a caer derrotado con la fortuna de que sus rivales directos también fueron derrotados.

En favor de los de Esteban hay que decir que esta vez supieron juntar las líneas y no dejaron desarrollar el especulativo juego del Castellonense que llegó dos veces y marcó dos goles. Los de casa a los que no se les puede negar su entrega y su lucha hasta el último segundo, no tienen gol, el que subió al marcador fue otra vez obra de Ferrán de preciosa chilena y el peligro amarillo sólo se produce en los saques de esquina.

Acortaba distancias el Dénia ante un Castellonense que poco demostró que no fuera veteranía y oficio y que también marcó en jugadas de esquina. Y claro, todo ello ante un equipo confeccionado como es el dianense es una losa muy pesada que le condena a la derrota. También hay que subrayar que a los contrarios les cuesta superarles y los marcadores son cortos. Pero al fin y a la postre el fútbol es gol y puntos, y esos dos factores son para el CD Dénia casi un imposible.

Esta vez Esteban sacó una alineación a la que pondríamos un pero: Josep. Sí, esta vez jugó pero de lateral, sin opciones a subir la banda y hasta que no salió Kevin, que le dio otra marcha al equipo, la banda derecha casi no existió. Tampoco Maxi está en su mejor momento aunque el Dénia defendió mejor.

En suma, todo ello, sigue pasando la peor factura al Club: la asistencia, muy pobre esta vez.