Durante la tarde del miércoles 27 de marzo, se celebró en el salón del Real Club Náutico de Denia una conferencia titulada “¿Hay trabajo después de los 50?

En ella, se expuso que el desempleo no afecta por igual a todos los trabajadores puesto que los trabajadores senior (término acuñado como “viejanials” por uno de los ponentes) tienen más problemas en la búsqueda de empleo. La esperanza de vida aumenta y el sistema de pensiones amenaza con ser insostenible. La realidad es que la población trabajadora está envejeciendo, sin embargo el mercado laboral margina al senior.

Bernat Guerola, presidente de SENIOR TALENT , hizo un análisis del comportamiento del mercado laboral, nacional, autonómico y provincial utilizando los datos de la Encuesta de la Población Activa (EPA) y otras fuentes para determinar si existe sesgo en las contrataciones por cuestiones puramente demográficas: género, edad, etc.

Por su parte, Andrés Giménez, economista, analizó la proporción de los seniors dentro del total de parados QUE crece año tras año. ¿Por qué sucede esto?, ¿Qué hay en la mente del empresario contratador o del responsable de selección para que exista este sesgo?

A través de un estudio realizado por SENIOR TALENT, se contestó a las siguientes cuestiones:

– ¿Qué hace a un trabajador idóneo para una empresa?

– ¿Qué se potencia y que se debilita con la edad?

– ¿Cómo percibimos a un trabajador senior?

Tras ellos intervino Angel Renero, Consultor de formación y miembro de SENIOR TALENT, que puso ejemplos empresariales y sociales de personas que han iniciado sus proyectos personales a una edad avanzada con gran éxito. A través de estos caso se fueron  desgranando las cualidades personales, competencias y características de los trabajadores senior que hacen que  l laboralmente sean una buena opción para un empleador, poniendo en valor la experiencia y madurez y capacidad de involucrarse en proyectos frente al mito del trabajador obsoleto que busca el retiro.

Tras la charla, en la que también intervinieron Sonia Dietz, presidenta del CEDMA, y Maria Jesús García Giner, coordinadora de inserción laboral de CREAMA, se abrió el turno de preguntas por parte de los  asistentes.