Desde la Conselleria de Sanidad se ha efectuado esta mañana una visita al Centro de Salud de Ondara, enmarcada en las visitas que se están efectuando a los centros de salud de la Marina Alta para comprobar el cumplimiento del contrato por parte de la concesionaria de la Sanidad en la comarca. Estas visitas están englobadas dentro de la hoja de ruta que está aplicando Sanidad para recuperar la gestión pública de este departamento de salud.

En la visita al Centro de Salud de Ondara han participado esta mañana la directora general de Alta Inspección, Isabel González; el jefe del servicio de Evaluación Asistencial, Miguel Barbero; el coordinador de los Comisionados de la Comunitat Valenciana, Pedro Cervera, y la adjunta de Enfermería del Comisionado de Dénia, Rosa Ferrándiz. El Alcalde de Ondara, José Ramiro, y la Concejala de Personal, Raquel López, les han acompañado en su recorrido por las diferentes dependencias del Centro de Salud de Ondara y les han explicado su funcionamiento y necesidades. En el Centro de Salud han sido recibidos por su coordinador, Rafael Gómez-Ferrer.

El Alcalde, José Ramiro, ha explicado a los representantes de Sanidad que las principales necesidades del Centro de Salud de Ondara tienen que ver con la falta de personal, dado que no se cubren las vacaciones ni los días libres del personal, lo que repercute en una pérdida del servicio para los usuarios.

También ha recalcado las carencias en el área de pediatría, dado que la ratio debería ser de 1.000 niños por pediatra, pero en el caso de Ondara, se eleva hasta los 1.400 niños; con 400 niños más de lo recomendado. A ello se suma que la pediatra del Centro de Salud de Ondara también hace guardias en otras poblaciones cercanas.

Se le ha trasladado a la directora general de Alta Inspección que el Centro de Salud de Ondara comparte las urgencias en días alternos con el de El Verger, indicando que es un modelo que no agrada, y que es muy importante no ir a menos (como sucedió en 2012 y 2013, cuando se cerraron además las urgencias nocturnas). En lo que respecta a las instalaciones del Centro de Salud, si bien no son nuevas, sí que se encuentran en aparentemente buenas condiciones, como ha comprobado la directora general de Alta Inspección.