La conselleria de Educación ha decidido al fin cual será la fórmula de renovación para el colegio Graüll de Xàbia. Atendiendo las reivindicaciones del centro y del propio Ayuntamiento, se ha optado por la demolición de las actuales instalaciones (colegio y aulas en las antiguas casas de maestros) para una construcción totalmente nueva del centro en el mismo espacio.

Tal y como explica la concejala de Educación, Montse Villaverde, el nuevo Graüll incorporará además dos aulas para niños y niñas de dos años, con lo que Xàbia se beneficiará del plan autonómico que favorece la escolarización gratuita en edad de guardería.

Villaverde ha detallado que el centro propuesto incluirá además de las aulas de infantil y primaria, comedor, gimnasio. “Por fin el Graüll podrá tener unas instalaciones dignas y cerrar los barracones” ha señalado la concejala, que ha querido mostrar su alegría porque el gobierno autonómico haya atendido al fin una reivindicación de más de una década.

Tras recibir la notificación de la resolución de la dirección territorial (se estaba pendiente desde junio de que el ente autonómico decidiera entre rehabilitación y reposición total del edificio), Villaverde ha avanzado los pasos que han de superarse antes de empezar la obra: Primero la conselleria de Educación ha de delegar las competencias al Ayuntamiento para que sea el municipio quien se encargue de contratar la obra dentro del plan Edificant. Después saldrá a licitación la redacción del proyecto de obra y por último se contratará la obra en sí misma, por tanto, la demolición podrá demorarse hasta el próximo curso y planificarse con tiempo la reubicación temporal de los alumnos.

A grandes rasgos, el nuevo Graüll tendrá una capacidad aproximada de 980 alumnos, con 2 aulas de preescolar, 6 de infantil y 12 de primaria. Tiene proyectadas 6 aulas pequeñas de apoyo, aulas de música, de informática, espacio polivalente, gimnasio con vestuarios y almacenes, biblioteca, comedor con 300 plazas, cocina, aseos, zonas de juegos, de deporte y huerto escolar.

El alcalde, José Chulvi, ha mostrado su satisfacción por esta decisión “tan esperada y por la que tanto ha luchado la comunidad educativa del Graüll” en busca de las instalaciones dignas que sus alumnos merecen. Chulvi ha recordado que aunque esta es la intervención de más calado en el mapa escolar local, todos los centros verán atendidas sus necesidades gracias a la cooperación entre la conselleria y el Ayuntamiento dentro del Plan Edificant.