Lo que en principio estaba sujeto a las Redes Sociales, ha pasado a ser un asunto de coordinación en una parte de la Marina Alta.

Se trata de la desaparición de un hombre, Miguel Angel Gilabert García, vecino de Gata de la que se cumplen ya seis días, lo que convierte al tiempo en un factor ya determinante para ampliar su búsqueda, cosa que ha ocurrido desde que un testigo apuntase la posibilidad de haberlo visto cerca de los accesos al Montgó en la parte dianense.

Todo empieza a tomar cuerpo en Gata y Xábia con la pista que facilita su teléfono móvil. A partir de ahí son varias las fuerzas de seguridad, policía y bomberos los que se movilizan en Pedreguer, La Xara y Jesús Pobre, también Dénia. Incluso se desplaza un helicóptero para observar el terreno de la falda del Montgó y sobre todo se distribuyen pasquines con la foto del desparecido.

La teoría de que sufriera un accidente crece en estos momentos. Desde el momento, el martes pasado en el que al parecer salió para buscar el móvil que había extraviado.