Desde hace un tiempo se seguía la pista de una banda dedicada a robar móviles en tiendas usando la violencia. La Guardia Civil siguió la pista después de un robo perpetrado en Calpe con suma violencia arrancando de vitrinas y mostradores todos los móviles y amenazando a sus propietarios.

Las investigaciones encontraron la pista precisa que les llevó hasta un apartamento de Les Marines en Dénia, ocupado por cinco jóvenes de origen rumano que resultaron ser los autores de los citados robos.

Puestos a disposición judicial, han sido puestos en libertad con cargos previa retirada de sus pasaportes.