La Asociación de Usuarios de Amarres Públicos de Dénia se ha sumado a la decisión de muchas entidades de pedir explicaciones al Ministerio y a los altos cargos por la problemática de recortar en el Helicóptero de Salvamento Marítimo. Es por ello que se han dirigido al Ministerio de Fomento y a la Consellera de Justicia para obtener soluciones, y dice así el comunicado:

«Teniendo conocimiento por los diferentes y variados medios de Comunicación de los recortes en los servicios de emergencias del Helicóptero de Salvamento que presta en la Comunidad Valenciana, que representa triplicar el tiempo de respuesta, pasando de 15 minutos de salida desde la recepción de llamada de socorro hasta un mínimo de 45 minutos (que luego, en la práctica, por imponderables que siempre surgen, se suelen incrementar), al pasar de las guardias  presenciales en el Centro de Control de  Salvamento en la base de Manises en Valencia, a guardias localizadas en su  lugar de residencia, a partir del próximo mes de Enero de 2020,  le remitimos la presente a los efectos de dejar expresa constancia de nuestra disconformidad y expreso rechazo.

Cuando hablamos de acciones de “salvamento” la rapidez, la premura en la respuesta es esencial pues se está tratando de vidas humanas. Treinta minutos de demora (mínimos) en un entorno de urgencia vital es poder salvar vidas o llegar cuando no hay ya solución.

La Administración no puede, mas bien, no debe, escatimar esfuerzos (y este es, al parecer, exclusivamente económico) cuando se trata de salvar la vida de sus ciudadanos. La medida que se pretende implantar atenta directamente a la integridad de las personas, pues el servicio del helicóptero de emergencias no tiene otro sentido o misión que salvaguardarla. Se puede escatimar o recortar en otros servicios, pero aquí no.

Sin entrar en las comparaciones con el CCS de Baleares, que desde Salvamento Marítimo, órgano dependiente del Ministerio de Fomento,  resulta paradójico y contradictorio que se triplique el tiempo de reacción en esta zona de la Comunidad Valenciana, donde las distancias de las otras bases de Helicópteros distan de 224 Km (Base Reus) o 341 Km (Base Almería), y no se incremente en el resto de comunidades que disponen de este servicio, como en Baleares que dispone de un helicóptero con intervención inmediata.

Esta Asociación, como usuarios de Amarres de Titularidad Pública de DÉNIA, representa al sector de la náutica deportiva más social (embarcaciones de pequeña y mediana eslora) pero nos preocupa enormemente no solo la integridad de quien, por mera afición, y con gran esfuerzo económico, accede al uso de una pequeña embarcación de recreo, sino también de aquellos que con carácter profesional salen a diario al mar a ganarse su sustento, muchas veces, con grave riesgo por los temporales de mar.

Creemos que sobre este aspecto es importante destacar las distancias existentes desde la Base de Manises hasta la costa Norte o Sur de la Comunidad Valenciana, y no debe admitirse arriesgar la seguridad tanto de los pescadores de las Cofradías valencianas como de los navegantes que surcan   estas aguas, con demoras tan prolongadas como las que se generan con la medida que se pretende implantar. 

Escatimar recursos públicos destinados a salvar vidas por puros criterios económicos raya la impudencia temeraria de quien adopta esa decisión. 

Es por lo que solicitamos de nuevo a Salvamento Marítimo que reconsidere esta decisión de triplicar el tiempo de actuación, poniendo en riesgo las vías de las personas, y adopte las medidas necesarias para que la respuesta a una situación de emergencia sea la estrictamente mínima con las correspondientes guardias presenciales, como hasta ahora se venía haciendo. Si por la medida a adoptar ocurre una desgracia que pudiera haber sido evitada, no se sorprendan que la sociedad les pida explicaciones».