La 10ª Edición de esta ya Clásica Vuelta del Calendario Nacional no defrauda con tres etapas muy variadas y organización de 10.

La primera etapa tal y como se preveía fue rápida y de a penas poco más de una hora en la que di tiempo a materializar varios intentos de fuga siendo de entre ellos uno de los más destacables en el que logró inmiscuirse el corredor Salva Fortea pero el fuerte ritmo del pelotón, sobretodo en los últimos kilómetros hacia meta hicieron imposible la materialización de las misma.  La llegada masiva al sprint del pelotón no dio pie a sorpresas y la etapa fue completada por todos nuestros corredores sin problemas.

La segunda etapa, Contrarreloj Individual se veía afectada por el factor lluvia acompañada del incesante viento y tendencia a frío muy variable dependiendo de la hora de salía que discurría entre las 16:30 y las 19:30 horas con estupendos resultados para los corredores destacando Salva Fortea y Francesc Boscà a 31” y 41” del vencedor respectivamente.

La tercera etapa, etapa reina no defraudó y a la dureza en sí del recorrido con +1.200m de desnivel acumulados en 98 km hubo que añadirle las irregularidades del terreno que propiciaron diversos pinchazos, averías y caídas sin consecuencias graves. Con el Equipo GD Orquin implantando un ritmo frenético fue el paso por el segundo puerto el que rompió el pelotón y propició una escapada en la que se inmiscuyeron Fernando Rino y Javier Almela llegando a meta al sprint con la fuga 2’41” por delante del pelotón principal y con un 4º Puesto de Carrera para Rino y 1º Máster 40.

Tras realizar las tres etapas se concluye que para este formato de vuelta bonifica un buen resultado en la contrarreloj pero se premia la regularidad de las tres etapas, prueba de ello son los resultados de la tercera etapa, los treinta componentes de la fuga que ocupan además, las treinta primeras posiciones de la Clasificación General Final.