L’Escaldà de Jesús Pobre volvió a justificar su título de BIC, Bien de Interés Cultural, además en su décima edición pero primera como BIC. Alrededor de mil personas se acercaron hasta la EATIM para presenciar el proceso ancestral en el Riu Rau que consiste en transformar la uva en «pansa», cosa que son invitados a practicar todos aquellos que lo desean. Una vez encendido el fuego, se procede al secado de la uva. Primero la escampan en una superficie más o menos amplia según la cantidad deseada para introducir la uva en una especie de red en una caldera con agua hirviendo mientras se «escalda» y, por ello, l’Escaldà de Jesús Pobre.

El equipo de redacción de Montgoradio.com ha hablado con el alcalde de Jesús Pobre, Javier Scotto, quien ha asegurado que «son diez años en los que la Escaldà ha tenido una evolución y una labor muy importante con la recuperación de oficios, la incorporación de las danzas o la evolución del producto».

Este año, como novedad, se contó con Gelart para innovar con un helado de uva moscatel y del que se repartieron 1.000 unidades, otro dato de la alta participación de l’Escaldà en Jesús Pobre.

Asimismo, Scotto ha finalizado que «hay que seguir trabajando codo con codo para que esta tradición dure 500 años más».

Fotografías: 

-Pablo Segarra

-Manuel Márquez Navarro

-Jose Antonio Ortola Noguera