Kiko Bola y la Cofradía de Pescadores de Xàbia recibieron el homenaje de toda la población de Xàbia en la forma de los premios 9 d’Octubre Vila de Xàbia que con motivo del día de la Comunitat Valenciana, se celebra desde hace 21 años en el municipio.

Francisco Pastor y José Serrat «Tomaca» fueron merecedores de unos galardones en los que se reconocen los valores solidarios y cívicos de los premiados. De Francisco Pastor «Kiko Bola», desde el Consistorio se justifica el premio por ser «un hombre de pueblo en el mejor sentido de la palabra, y por desarrollar una gran capacidad de socialización».

A cada premiado le presenta una persona de su entorno, en el caso de Kiko Bola, fue la escritora Pepa Guardiola, la que le dedicó unas palabras muy sentidas. Recordó de donde viene su apodo, porque de pequeño era un experto jugador de las boletas de fang, y glosó su vida. Kiko Bola, fue el último repartidor de telegramas de Xàbia. Además tuvo una especial mención para su apartado solidario, con la fundación de la Cruz Roja y los litros y litros de vida que ha repartido con sus donaciones de sangre.

Tras estas palabras de Guardiola, Kiko Bola recibió el premio de manos del alcalde, José Chulvi y así como una gran ovación de aplausos de todos los presentes en el acto. Y tras recogerlo atendió a los periodistas, emocionado y sin poder expresar palabra relató sus sentimientos.

El segundo premio fue para la Cofradía de Pescadores y el responsable de presentarla fue Moisés Erades, quien puso en valor los volúmenes de trabajo del colectivo marinero de Xàbia. «Casi casí», afirmó, «los únicos representantes del sector primario de la economía. Unos 2,5 millones de toneladas de pescado anuales y volúmenes de facturación de hasta 15 millones de euros».

En su exposición el representante de los pescadores subrayó el papel de la cofradía para «hacer posible la pervivencia de la cultura marinera y mediterránea en Xàbia «firme voluntad de la cofradía» de estar abiertos a la gente de Xàbia y a los visitantes y destacó que nuestra lonja y el puerto «es uno de los pocos que están sin vallar». Pero también tuvo tiempo para referirse a una de las polémicas que rodea el puerto, los pescadores y Xàbia: la ampliación de las instalaciones.

El acto lo clausuró el discurso del alcalde de Xàbia, José Chulvi, quién reclamó una mejor financiación para las administraciones y planteó que si los valencianos «estamos tots a una veu» podremos conseguirlo. La prueba, aseguró, son los premiados en Xàbia «son los mejores ejemplos de lo que podemos conseguir». Tras dedicar unas palabras a los galardonados, recordó los trágicos sucesos de principio de septiembre con el incendio de la Granadella y la respuesta ejemplar de la sociedad.