La limpieza de los Barrancos en su nueva normativa y tras las sentencias del Supremo, obliga a los Ayuntamientos a limpiarlos y no a la Confederación siempre que aquellos estén en su término urbano, lo que ha llevado al Concejal a reconocer que no tiene mdios materiales ni económicos para hacerlo con el número que hay en Dénia. Esa fue una de las más controvertidas situaciones que deparó el debate en el que también se abordaron la limpieza de solares y los comportamientos incívicos o el reciclaje que aquí se puede escuchar íntegro.